EXPERIENCIA

SEGUNDO PERIODO (1972 a 1995)

Para esta época, CESA dispone de un mayor conocimiento de la realidad campesina, resultados importantes en el incremento de la producción y productividad de los agricultores y buen nivel  de relacionamiento – coordinación con las organizaciones campesinas resultantes del proceso de transferencia  de tierras.

Estas condiciones le permitieron incorporar el concepto de “Desarrollo Rural Integral”, irradiar su accionar e ir conformando áreas de acción mediante una continuidad temporal y espacial en algunas zonas donde realizo la transferencia de tierras, o iniciando nuevos proyectos. Como una de sus principales estrategias figura la Coordinación Interinstitucional pública y privada, a tal punto de que con el estado se efectuaron varios convenios entre los que se destacan: Con el INERHI y Banco Central del Ecuador, se llegó a establecer el Fideicomiso para la ejecución de los Sistemas de Riego Añuquí y San Vicente de Pus ir en el Valle del Chota y de Cebadas en Chimborazo, con el Banco Nacional de Fomento se firmó el convenio del Fondo Conjunto de Crédito destinado a sectores pequeños campesinos, con el Banco Nacional de Fomento, el programa de Capacitación Campesinas orientado a los pequeños agricultores clientes del Banco, con el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias INIAP el Programa de Experimentación y Validación de Tecnología en zonas campesinas y con la Secretaria de Desarrollo Rural (SEDRI) convenios para la ejecución de obras de infraestructura básica (caminos vecinales, aulas, casas comunales, abastos de agua). También se concretaron convenios con organismos seccionales, consejos provinciales.

En este marco se ejecutaron 14 importantes proyectos de Desarrollo Rural atendiendo la demanda de 15,000 familias campesinas propietarias de 131800 hectáreas brutas, localizadas en áreas geosociales de 8 provincias del Ecuador 7 en la Sierra y 1 en la Costa.

Estos proyectos, la mayoría con varias fases de tres años, se caracterizaron por la dotación de servicios básicos (construcción y mejoramiento de aulas escolares, caminos vecinales, casas comunales, abastos de agua para el consumo humano), construcciones y mejoramiento de pequeños y medianos sistemas de riego, apoyo a la  producción (capacitación, crédito y asistencia técnica), fortalecimiento de las organizaciones de base y de segundo grado.